Haz clic aquí para volver a la página de inicio
Bienvenidos a mi Web

La Concepcion. La Flor de la Montaña

El árbol del tiempo nos brindó la bendición de realizar una recopilación de datos muy valiosos, que aportaron los coterráneos que habitan en los diferentes caseríos que conforman esta comunidad. Entre los aspectos más importantes aportados se destacan los: culturales, económicos, sociales, políticos, religiosos, entre otros. Esta información se ha venido indagando desde el año 2005, a través de visitas realizadas a personas que han demostrado poseer sabiduría popular de la comunidad donde reside.

plaza-concepcion

Este trabajo se hace con la finalidad de conocer y dar a conocer cada uno de los elementos de la historia local y de La idiosincrasia de los concheros, que es el gentilicio con el cual se identifican los habitantes de La Flor de La Montaña, nombre poético que se ha dado a esta parroquia para resaltar la exuberante belleza de las flores y de sus mujeres. "La Concha" que es apócope de La Concepción que es el nombre con el cual fue fundada esta Parroquia debido a la fe que manifestaban sus primeros habitantes por "La Inmaculada Concepción". En este resumen se da a conocer que los términos La Concepción y "La Concha" se usan de manera simultánea, es decir, en el lenguaje coloquial predomina en los habitantes como "la Concha" y "Conchero" para definir de manera toponímica su gentilicio o identidad, mientras que La Concepción es usada para todo lo relacionado a los aspectos de carácter legal y jurídico.

Esta sencilla pero significativa obra se informa a la colectividad datos importantes de nuestra historia local razón por la cual se recomienda a las instituciones educativas difundir el contenido de este libro en los proyectos pedagógicos de aula con el fin de elevar el nivel intelectual y el sentido de pertenencia de las nuevas generaciones.

Toda la hermosura del mundo deriva de la sencillez; pues estos sencillos libros, son producto de la narrativa primaria de sus propios pobladores, en un lenguaje más bucólico que técnico, más sencillo que académico; he ahí lo hermoso de su hechura. Los correctores han respetado al máximo el lenguaje de las fuentes informativas y recaudadoras, para salvaguardar su originalidad, sólo tratando de corregir las máximas anomalías gramaticales, en cuanto a errores ortográficos y de redacción.

pie dos